Métodos de estudio de la Biblia para principiantes

Estudiar la Biblia es un esfuerzo gratificante, pero requiere un deseo de crecer espiritualmente a partir de la Palabra de Dios, y requiere esfuerzo. Lo primero que hay que tener en cuenta es que no hay una única forma "correcta" de estudiar la Biblia. Hay muchos métodos que se pueden utilizar, y todos son beneficiosos para cualquiera que realmente quiera escuchar la palabra de Dios.

A continuación se presentan algunos métodos comunes utilizados para estudiar la Palabra, junto con una descripción de cómo utilizar cada uno de ellos.

Estudio de palabras

En qué consiste: Un estudio de palabras consiste en seleccionar una palabra clave y buscar versículos en la Biblia que contengan esa palabra clave.

Propósito: Los estudios de palabras nos ayudan a entender cómo la Biblia utiliza una palabra en particular y lo que dice sobre esa palabra.

Beneficios de este método: La elección de hacer un estudio de palabras puede proporcionarle una colección de versículos que aumentan su conocimiento de las palabras utilizadas en las Escrituras, y es particularmente útil para crear una cadena de versículos en líneas similares. De hecho, la Biblia de Referencia Thompson Chain hace esto por ti, porque ya tiene cientos de palabras enlazadas en cadenas que puedes referenciar en los márgenes de la Biblia. Si no tienes una Biblia de Cadenas Thompson, ¡no pasa nada! Puede crear la suya propia.

Herramientas de estudio: Concordancia; Diccionario bíblico (opcional)

Cómo empezar: Seleccione una palabra que desee estudiar y búsquela en la concordancia. A continuación, empieza a ir a las referencias, una por una, para leer los versículos en tu Biblia. Si eliges una palabra que se utiliza docenas (o cientos) de veces, puedes optar por apuntar pequeñas notas en los versículos que te llamen especialmente la atención. Tu objetivo debería ser acabar con una lista de varios versículos (unos 15) que contengan la palabra elegida y que te den un "atajo" para localizar esos versículos fácilmente en el futuro. Puede tomar notas y hacer una lista de referencias en un cuaderno de estudio bíblico o empezar por la primera referencia y hacer una "cadena" en el margen de su Biblia que le indique la referencia a la que debe ir después. Por ejemplo, si tu palabra es "elegir", puedes comenzar con Josué 24:15, y hacer una nota en el margen de tu Biblia para ir desde allí a 1 Reyes 18:21, y desde allí hacer una nota para ir a cualquier versículo que sea el siguiente en tu lista.

Estudio del tema

Lo que es: Un estudio temático es similar a un estudio de palabras. Consiste en elegir un tema concreto para seguirlo a través de la Biblia. Este tipo de estudio suele ser más profundo que un estudio de palabras, ya que utiliza más de una palabra para explorar el tema seleccionado. Por ejemplo, si usted hace un estudio de palabras sobre la "verdad", sólo localizará los versículos que utilizan la palabra "verdad". Sin embargo, si hiciera un estudio de tema sobre "verdad", encontraría otras palabras que tienen un significado similar (como "Evangelio" o "doctrina"), y buscaría esas palabras también.

Propósito: Los estudios temáticos nos ayudan a obtener una comprensión más profunda y completa de la Biblia.

Ventajas de este método: El estudio de un tema le permite explorar un tema en profundidad y obtener una visión más rica del tema seleccionado que la que obtendría leyendo simplemente la Biblia capítulo por capítulo. Incluso puedes ver cómo un tema abarca tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento.

Herramientas de estudio: Concordancia; Diccionario bíblico

Para empezar: Elija un tema sobre el que quiera saber más y empiece buscando su tema en el diccionario bíblico para ver qué otras palabras puede buscar en la concordancia. Por ejemplo, si su tema es "obediencia", podría buscar también palabras como: obedecer, someterse (o sumisión), escuchar, etc. Dependiendo de la amplitud de su tema, podría subdividirlo en secciones más pequeñas para no sentirse abrumado. Un ejemplo en el que podrías subdividir los temas podría ser "los frutos del Espíritu". En lugar de hacerlos todos a la vez, podría estudiar cada uno por separado y repartir el estudio a lo largo de varias semanas en lugar de intentar hacerlo todo de una vez. Una vez que haya seleccionado su tema y haya encontrado palabras relacionadas, use su concordancia para encontrar escrituras que usen esas palabras.

Estudio del carácter

En qué consiste : Un estudio de carácter sigue la historia de una persona en particular en la Biblia y busca aprender lecciones del comportamiento, la actitud y las experiencias de esa persona. Las lecciones aprendidas pueden ser positivas o negativas, dependiendo de la persona seleccionada.

Propósito: El estudio del carácter nos permite relacionarnos con alguien de la Biblia y nos ayuda a aprender de sus errores o a inspirarnos en su ejemplo.

Ventajas de este método: Al trabajar lentamente en la historia de un personaje tal como se cuenta en la Biblia, tienes tiempo para analizar a fondo lo que esa persona estaba pasando y si sus acciones/reacciones eran buenas o malas. También puedes descubrir que simpatizas más con las circunstancias de un personaje bíblico cuando estudias exactamente cuál fue la historia de la vida de esa persona y qué influyó en su comportamiento.

Herramientas de estudio: Concordancia (te ayuda a localizar dónde se encuentra su historia, útil para ver si se mencionan en más de un libro de la Biblia); Comentario bíblico (puede proporcionar información de fondo sobre la cultura o las actitudes de la época).

Para empezar: Seleccione un personaje bíblico. Puedes elegir a cualquiera que se mencione en la Biblia, pero alguien cuya historia se cuente en más de uno o dos versículos dará lugar a un estudio más completo. Una buena selección podría ser: José, Abraham, Noé, David, Salomón, Elías, Gedeón, Pablo, María (madre de Jesús), María Magdalena, Rut, Ester, etc.

Una vez seleccionado el personaje, es posible que quieras leer toda la historia de esa persona para hacerte una idea del panorama general antes de empezar a estudiarlo en profundidad. La historia de algunos personajes puede llevar más tiempo que la de otros porque se cuenta a lo largo de varios capítulos (por ejemplo, David, José, Abraham, etc.). Es posible que quieras investigar en la biblioteca o en Internet para encontrar información de fondo sobre la época. Estas son algunas de las preguntas en las que puedes pensar: ¿Cuál era la principal influencia religiosa de la época? ¿Qué actitudes o prácticas culturales podrían haber influido en tu personaje? ¿Había una guerra en esa época? Si es así, ¿con quién y por qué? ¿Influyó la guerra en las acciones de tu personaje de alguna manera? ¿Dio Dios instrucciones específicas a esta persona, y si es así, la persona obedeció o desobedeció? ¿Cuáles fueron las consecuencias?

Puedes organizar tus notas cronológicamente según la vida de la persona. Podrías tener secciones como, Primera infancia, Primera edad adulta, Vejez, o cualquier categoría que funcione mejor basada en la información que la Biblia te da sobre tu personaje elegido. También puedes incluir una sección en tus notas sobre Lecciones que podemos aprender de este personaje hoy.

Conclusión:

Estos son sólo algunos métodos de estudio bíblico sencillos para iniciar sus estudios. Cuando busques la dirección de Dios en la oración y tengas el deseo de aprender más, descubrirás que el estudio de la Palabra de Dios juega un papel fundamental en tu viaje espiritual.


No dude en ponerse en contacto con nosotros si tiene alguna pregunta o desea obtener más información.